Método Pilates

Hay quien dice que el Método Pilates es mucho más que un conjunto de ejercicios: es una forma de pensar y un estilo de vida…
El propio Joseph Pilates (1880-1967), su autor, lo definió como: “La ciencia y arte del desarrollo coordinado de la mente, el cuerpo y el espíritu a través de movimientos naturales bajo el estricto control de la voluntad“.

El Método Pilates busca un trabajo integral de la mente y del cuerpo; es una educación corporal muy completa en la que se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura superior hasta la inferior, y en la que intervienen por igual y en armonía la mente y el cuerpo. Se ha definido al Método Pilates como el “Yoga Occidental“.

Bienestar Pilates

¿En qué consiste el Método Pilates?

El objetivo es lograr un control preciso del cuerpo de la forma más saludable y eficiente posible. En definitiva, conseguir un equilibrio muscular, reforzando los músculos débiles y alargando los músculos acortados. Esto lleva a aumentar el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda. El Método Pilates es un sistema de acondicionamiento físico muy completo donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda hasta la mas periférica, y en la que intervienen mente y cuerpo.

El Método pilates trabaja especialmente lo que se denomina “centro de fuerza ” o “mansión del poder”, constituido por los abdominales, la base de la espalda y los glúteos. Fortaleciendo estas partes del cuerpo se trabaja la energía “desde dentro hacia fuera”, permitiendo realizar libremente los movimientos del resto de la anatomía.

Este método está basado en un programa muy seguro de ejercicios lentos y controlados con movimientos suaves. Se busca la precisión de los movimientos en pocas repeticiones.

La precisión, la respiración, la concentración, el control, la alineación, la centralización y la fluidez son los principios claves del método.

Beneficios del Método Pilates

Los resultados del Método Pilates son visibles a corto plazo. Según su precursor: “en diez sesiones notarás la diferencia y en treinta te cambiará el cuerpo”.

Después de unas semanas de entrenamiento serás consciente de los beneficios que se derivan de utilizar el método Pilates para aumentar la fuerza muscular y mejorar la energía y la vitalidad.

  • Mejora la fuerza, resistencia y elasticidad muscular.    
  • Incrementa la movilidad articular general.
  • Mejora la postura y alineación corporal.
  • Reduce el riesgo de lesiones y ayuda a su recuperación en caso de haber sufrido alguna.
  • Combate el estrés mental y la fatiga física.
  • Mejora la fuerza y la flexibilidad de la zona lumbar, disminuyendo y mejorando el dolor en la espalda y proporciona una gran mejoría de problemas  como la lumbalgia, cervicalgia, hernias y protusiones discales, escoliosis.
  • Aporta flexibilidad y equilibrio.
  • Consigue una figura mas estilizada.
  • Es el complemento ideal al entrenamiento deportivo.
  • Se mejora el sistema sanguíneo y el linfático.
  • Se desarrollan aptitudes como la atención y la disciplina.
  • Se logra un dominio total de la motricidad y un mayor conocimiento del propio cuerpo, lo que aumenta la autoestima y refuerza nuestra capacidad de concentración y control.

En definitiva, con Pilates conseguimos hacernos más fuertes de cuerpo y de mente.

 

IMPORTANTE
A fin de conseguir resultados óptimos y evitar posibles daños derivados de una mala ejecución de los ejercicios, es necesaria la supervisión de un experto durante la realización de todos los ejercicios.